Demo Site

viernes, 25 de marzo de 2011

Viernes Automotor: Koenigsegg CCX


El Koenigsegg CCX es un automóvil superdeportivo desarrollado por el fabricante sueco Koenigsegg. Es un biplaza con tecnología de avanzada. Es el último vehículo incorporado a la gama del Koenigsegg CC. El CCX es prácticamente un auto nuevo, dado que su ingeniería fue totalmente rediseñada en muchos aspectos para cumplir con las regulaciones de los EE. UU. Esto se debe a una gran demanda de ese mercado.

La sigla CCX significa "Coupe de Competición X". El Koenigsegg CCX conmemora el décimo aniversario de la primera prueba de manejo del primer prototipo de Koenigsegg, el CC. Aquella prueba realizada en 1996 vio el nacimiento de este auto sueco, que en la actualidad tiene un merecido reconocimiento en el ambiente automotor.


Su modelo predecesor, el Koenigsegg CCR, gozó de un récord Guiness como el automóvil de producción más rápido del mundo, al alcanzar los 395 km/h en el año 2005, más tarde este récord sería superado por el Bugatti Veyron.

Diseño


Tanto la carrocería como el interior del Koenigsegg CCX contienen partes nuevas. Con un nuevo diseño de parachoques delantero, diseñado para aprobar la rigurosa evaluación de parachoques, el CCX incorpora otras modificaciones que incluyen la refrigeración de frenos, faros antiniebla y luces de posición de lado tal como lo exigen las reglas estadounidenses. Las luces delanteras han sido ligeramente rediseñadas para satisfacer la nueva línea del parachoques.

 

Tecnología

El Koenigsegg CCX ofrece como opcional frenos a discos cerámicos, de 382 mm de diámetro en las ruedas delanteras y 362 mm en las ruedas traseras. Estos frenos presentan mordazas de 8 pistones al frente y 6 detrás. Cada disco de freno cerámico es 2 kilogramos más ligero que los discos estándar.

 
Otra innovación son las llantas opcionales de fibra de carbono. Nuevamente, cada llanta de carbono es 3 kilogramos más liviana que las de aleación de magnesio. Así, el CCX ahorra 5 kilogramos por rueda, convirtiéndose en el automóvil con el menor peso apoyado en el suelo. Esta es una manera de diferenciar la masa suspendida de que hace contacto con el suelo.

El chasis tipo semi-monocasco está construido con fibra de carbono pre-impregnada combinada con honeycomb y Kevlar. Este uso de tecnología aeroespacial, cada vez más aplicada en los automóviles, permiten mantener bajo peso, reducir el tamaño manteniendo una rigidez estructural óptima para el manejo y de alta efectividad contra impactos.

Motor

Quizás lo más impactante del trabajo realizado en este motor, sea que lograron adaptarlo al combustible de 91 octanos y a las estrictas normas de contaminación de California sin renunciar a su potencia original. Para ello se rediseñaron las cabezas de cilindros, agregando mayor área para el accionamiento de las válvulas.

Otras modificaciones son los nuevos árboles de levas y la utilización de inyectores de combustibles dobles más pequeños. El tanque de combustible también fue sustituido por uno nuevo.

El motor V8 Koenigsegg cuenta con dos turbocompresores. El bloque es de aluminio y tiene cuatro válvulas por cilindro más doble árbol de levas a la cabeza. Con 4712 cc de cilindrada y una relación de compresión de 8,2 a 1, el motor de 806 CV acelera de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos y le permite desarrollar una velocidad máxima de 425 km/h.


CCXR

El Koenigsegg CCXR es una versión "respetuosa con el medio ambiente" del CCX, propulsado por, básicamente, el mismo motor V8 con dos turbocompresores, pero adaptado para su uso con etanol. Los ajustes del motor del CCXR resultan en más potencia que en el CCX, produciendo 1018 CV (760 kW) a 7200 rpm y 1060 J. de par motor a 6100 rpm, tiene un 25% más de potencia que el CCX, haciéndolo el tercer automóvil de producción más potente del mundo, después del SSC Ultimate Aero TT.

 

 Prueba de Top Gear.


Página oficial de Koenigsegg aquí.


Opinión.

Este es otro de esos super autos que parecen sacados del futuro o de esos cochesitos de juguete marca llantas calientes. Con las mismas limitaciones de cualquier super auto: impráctico, se siente frágil, bueno en las pistas y malo en la vida diaria. Sin embargo es la fantasía de cualquiera tener uno de estos.

8/10

Next time:
 McLaren F1