Demo Site

viernes, 27 de mayo de 2011

Equilibrium

Una de las cosas que me ha enseñado el Gnosticismo, religión que profeso es que el universo, el mundo y todo lo que nos rodea, así como nosotros mismos estamos hechos en equilibrio. Toda la materia tiene un equilibrio y como mencione unas palabras antes el ser humano esta en equilibrio.

¿Pero y eso que? Podrías preguntarte, amable lector. Pues bien, hace unas publicaciones atrás insinué que soy malo. Malo, oscuro, cruel, sádico...

Hace mucho tiempo cuando aun me encontraba encadenado a una religión retrograda (léase catolicismo), constantemente me mortificaba el hecho de que para poder entrar al "cielo", uno debe estar libre de pecados (imposible), ser bueno con el prójimo (aunque no lo merezca), perdonar y siempre dar la otra mejilla (para que te la abofeteen incluso mas fuerte que antes). Pues bien, como ya he dicho en esos momentos era un borrego mas de esos que siguen a pedofilos en sotanas, esos que claman ser la representacion de Dios en la Tierra. Ellos pretenden que ignoremos nuestros sentimientos oscuros así como ellos pretenden ignorar a Lucifer y sus "huestes oscuras". Yo no podía, en vez de ignorarlos los tenia muy a flor de piel cuando había que defenderse, por que siendo sinceros uno no debería ser idiota como para quedarse a que lo golpeen. Tampoco perdono, una vez que me has hecho daño, por mas mínimo que sea te ganaras mi odio, mi desprecio y mis burlas.

Así que me di cuenta de que yo no era ni la sombra del hombre mas bueno (e ingenuo) que ha existido en el mundo. Por lo que esto de ser un ser de oscuridad y otras muchas cosas que no me parecen de la "Maldita Iglesia Católica, Mercantil y Asesina", decidí sacudirme la religión que injustamente me habían obligado a profesar mis padres al haberme bautizado. Jure que fundaría mi propia religión, pero la falta de creatividad y de personas que pensaran como yo me llevo a dejar esa ambición por bastante tiempo.

Investigando unos escritos, comencé a estudiar el Gnosticismo religión que (sin vendértela, ni querer imponértela a fuerza) se acomodo a mis creencias y me dio la satisfacción de saber que (probablemente) no iré al infierno. ¿La razón?, continua leyendo por favor:

El Gnosticismo en una de sus primeras enseñanzas nos habla de que (como mencione al principio de este escrito) el mundo esta hecho de equilibrios y el humano no es la excepción. Teniendo esto en cuenta el Gnosticismo explica que no hay seres, ni completamente buenos, ni completamente malos; si no que estamos hechos en equilibrios de "luz y oscuridad, o bondad y maldad".

Ahora continuando sin hacer de esta una publicación religiosa, seguiré explicando que cuando adopte al Gnosticismo como mi religión, descubrí un sin numero de cosas y entre ellas encontré la manera de aceptarme como soy. No soy maldad absoluta, por que al parecer todavía conservo sentimientos que tuve cuando mi corazón no estaba vacio. 

Soy un ser en equilibrio, pero mi equilibrio se desplaza hacia la oscuridad. Soy afín a ambos lados del espectro, sin embargo en la oscuridad me encuentro a gusto conmigo mismo. Cuando te encuentras cerca de la oscuridad, no tienes conciencia de la oscuridad que llevas dentro además de que no te decepcionas de la gente. Ves a lo lejos un resplandor de luz e incluso puedes sentir la calidez de su resplandor y es entonces cuando puedes pensar en que quizás puedas algún día alcanzar la luz. Sin embargo si te encuentras cerca de la luz, ten cuidado por que cuando mas cerca estas de la luz, mas grande es tu oscuridad y la decepción que eventualmente obtendrás de las personas puede hacer que tu oscuridad extinga la luz de la que tanto te jactas de poseer.

Equilibrio. Todos estamos en equilibrio. Unos mas cerca de la oscuridad, otros mas cerca de la luz y otros en perfecto equilibrio.

0 comentarios: